ESPIRITUALIDAD VS RELIGIÓN – GUÍA PARA PRINCIPIANTES

E

Para serte sincera, desearía poder decir que en mi camino hacia la búsqueda de la espiritualidad y la iluminación, he evolucionado lo suficiente como para nunca preocuparme.

No preocuparme por lo que piensan los demás, o por hacer crecer cada día más y más mis negocios, aunque he llegado al punto en el que (gracias al Universo) siento que ya no necesito más dinero, al menos no para ser más feliz.

Quisiera decirte que llegué a ese momento en el que ya no me preocupa si todos piensan que de repente me volví loca, por empezar a hablar de temas que para muchos aún son un tabú.

Pero no, aún no estoy allí… Aunque te aseguro que voy en camino.

espiritualidad

CUANDO TU “VIDA PERFECTA” NO ES SUFICIENTE

Repentinamente un día miras hacia atrás y reconoces que ya tienes todo lo que podrías desear, que ya lograste lo que siempre soñaste, pero aun así no te sientes totalmente satisfecho y te das cuenta que eso que te hace falta debe desarrollarse dentro de ti.

ENVIDIA Y COMPARACIÓN

Muchas veces basta con darle clic a un perfil en Instagram o echarle una ojeada a las casas del barrio más rico de tu ciudad, para que tu cerebro comience a llenarse de pensamientos negativos y a sentirte una víctima.

En mi caso, empecé a notar que a pesar de haber conseguido todo lo que un día deseé tener, caía con facilidad en la comparación, además de que no podía zafarme de mi constante lucha contra el perfeccionismo.

ESCAPE ESPIRITUAL

Diariamente, cuando trato de enfocarme en completar mi práctica espiritual (diario de agradecimiento, conciencia plena y lectura de afirmaciones positivas), noto que cesa mi preocupación por cosas externas y empiezo a disfrutar más de lo que ya tengo.

La vida de mis sueños

Al responderle a la vida desde una perspectiva de gratitud, dejo de tomar las cosas de forma personal y me centro en tener una actitud positiva, incluso ante las dificultades.

En ese momento, siento que vivo y gozo el presente completamente, disfrutando cada pequeño regalo que me da el simple hecho de que existo y recordando que todos somos seres espirituales viviendo una experiencia terrenal, por lo que dejo de juzgarme tan duramente.

Ahora bien…

QUÉ ES LA ESPIRITUALIDAD

Este es un concepto amplio, con espacio para verlo desde muchas perspectivas y que trasciende los conceptos religiosos tradicionales.

En general, incluye un sentido de conexión con algo más grande que nosotros mismos e implica la búsqueda de nuestro propósito de vida.  Una que no solo nos inspira, sino que también crea armonía con el Universo.

Al practicar la espiritualidad, estamos buscando un estado de conexión ya sea con un Dios, con la naturaleza, las personas que nos rodean, con nosotros mismos o con todas las anteriores.  

Personalmente, decidí hacer mi propia mezcla buscando tradiciones que le hablaran a mi corazón y dedicándome a estudiarlas y practicarlas, explorándolas a mi ritmo, experimentando con las enseñanzas y confiando en mi propio juicio y en cómo me hacen sentir.

DIFERENCIA ENTRE ESPIRITUALIDAD Y RELIGIÓN

Muchos piensan que la espiritualidad y la religión son lo mismo, pero no pueden estar más equivocados.  Aunque todas las religiones enfatizan que el espiritualismo es parte de la fe, es posible ser “espiritual” sin tener que ser religioso o miembro de algún grupo religioso organizado.

Para explicarlo de forma más clara, aquí está la comparación:

LA RELIGIÓN

Es un conjunto de creencias religiosas, de normas de comportamiento y de ceremonias de oración o sacrificio que son propias de un determinado grupo humano y con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad (un dios o varios dioses).

LA ESPIRITUALIDAD

Es más bien una práctica individual que tiene que ver con tener un sentido de paz y propósito. Está enfocada en creencias en torno al significado de la vida y la conexión con los demás.

POR QUÉ TODOS DEBERÍAMOS PRACTICAR LA ESPIRITUALIDAD

La vida está llena de altibajos y nos enfrenta con épocas, experiencias y personas buenas y malas. Muchos ven la espiritualidad como una manera de llevar paz a sus vidas y se involucran con la práctica del yoga, que se enfoca en el alivio del estrés y la liberación de las emociones.

Pero la espiritualidad es mucho más que eso. Ella nos ayuda a aumentar nuestra perspectiva acerca de las cosas que son verdaderamente importantes en la vida:

  • Reconocer nuestro rol, ayudándonos a tomar conciencia de que el papel que desempeñamos aquí es más importante de lo que pensamos, y que debemos desarrollarlo a plenitud para influenciar de manera positiva a quienes nos rodean y al mundo en general.
  • Desprendernos de la mayor cantidad posible de cosas materiales y vivir una vida más simple y feliz, en la que la avaricia y la presión social no tengan ninguna influencia.
  • Enfrentar cada uno de los cambios que se nos presenten, sin caer en la incertidumbre.
  • Mantenernos diariamente motivados a buscar la superación y a actuar siempre como personas de bien.

LAS CUATRO LEYES DE LA ESPIRITUALIDAD

1.    “LA PERSONA QUE LLEGA ES LA PERSONA ADECUADA”.

Nadie entra a tu vida por casualidad. Todos y cada uno de aquellos que tienes o has tenido a tu alrededor, estuvieron o están ahí por una razón, incluso quienes te han hecho algún daño.

Vivimos en un mundo de grises, nada ni nadie es blanco o negro y cada uno de nosotros proporciona algo positivo, incluso a través de actitudes negativas.  

Son los que más te hieren, quienes más te enseñan sobre ti mismo y te obligan a que seas emocionalmente fuerte, para superar la situación.

2.    “LO QUE PASÓ, ES LO ÚNICO QUE PUDO HABER PASADO”.

Nada de lo que ha sucedido en tu vida pudo haber sido de otra forma (ni siquiera el detalle más insignificante). Las cosas que te pasaron, tenían que pasar.

Tenemos el hábito de pensar en lo que podría haber sido, si esto o aquello hubiese sucedido de otra manera.

Nos acostumbramos a crear situaciones hipotéticas en las que actuamos de otra forma para cambiar las cosas, pero esto sólo logra distraernos del presente.

Es esencial que aprendamos a aceptar, que todo lo que nos ha pasado tenía que pasar para que pudiésemos aprender una lección necesaria para poder crecer, aunque nuestra mente o nuestro ego se resista a admitirlo.  

3.    “CADA VEZ QUE ALGO INICIA, ES EL MOMENTO ADECUADO PARA QUE INICIE”.

En la vida todo pasa cuando debe, no antes ni después. Punto.

Cuando algo o alguien nuevo aparece en nuestra existencia, es porque consciente o inconscientemente lo hemos atraído hacia nosotros. Y eso sucede debido a que estamos listos para recibirlo, aunque no lo sepamos.

Una vez lo hayamos entendido y aceptado, cada vez que la vida ponga algo nuevo en nuestro camino sabremos disfrutarlo plenamente, sin dar cabida a dudas y temores.

4.    “CUANDO ALGO TERMINA, TERMINA”.

Lo que llega a su final es porque así debe ser y lo mejor que podemos hacer, es soltarlo y seguir adelante.

Todas las personas, experiencias y trabajos que han pasado por nuestra vida, llegaron para ayudarnos a evolucionar.

Lo más importante es aprender las lecciones de las situaciones no tan placenteras y guardar en nuestra memoria los momentos de aquellas que sí lo fueron.

CÓMO SER MÁS ESPIRITUAL

TOMA TIEMPO PARA TI

Practica actividades que logren calmarte y que te ayuden a sentirte mejor después de un día agitado. Recibir un masaje, leer un buen libro acompañado de una deliciosa taza de té o simplemente recostarte en un cómodo sillón mientras escuchas música relajante, puede causar un efecto muy positivo. 

No te imaginas lo que cosas tan simples como estas podrían lograr en tu estado de ánimo.

AYUDA A QUIEN LO NECESITE

Cuando ayudas a otras personas, te conectas con el resto de la humanidad. Existen muchísimas oportunidades de hacer trabajo voluntario ya sea en tu comunidad, colegio, con alguna organización sin fines de lucro o por tu cuenta.

Ser voluntario no significa solamente cuidar enfermos o ayudar a construir casas, sino que puedes compartir tus conocimientos o talentos con otros. Si sabes algún idioma o eres bueno haciendo manualidades o algún deporte, podrías dar clases gratuitas a niños o adolescentes de escasos recursos, por poner un ejemplo.

Con que dediques a ello una hora semanal, estarás contribuyendo de gran forma con la sociedad.

Si crees que no tienes el tiempo suficiente para hacer voluntariado, podrías ayudar haciendo donaciones, ya sean de dinero, comida o incluso ropa que ya no usas y que tiene tiempo guardada en tu closet.

PRACTICA LA ATENCIÓN PLENA

La atención plena significa tratar de ser consciente de tu entorno (y de ti mismo dentro de él) de manera profunda, disfrutando de cada cosa que te rodea por más simple que te parezca.

Compenetrarte con los colores, olores, sabores, sensaciones, sonidos y emociones, te ayudará a elevar tu estado de conciencia y ser más feliz, porque podrás entender que tienes muchísimas cosas en la vida por las que estar agradecido.

EXPRÉSATE

Si nunca has participado de una actividad artística (bailar, cantar, tocar un instrumento musical o pintar), deberías intentarlo. Hacer este tipo de cosas te ayuda a desarrollar el lado creativo de tu cerebro y lograr un equilibrio con su parte lógica.

Cultivar la espiritualidad contribuirá en gran forma a tu alegría y tu felicidad en general.  ¿Cuál es tu excusa para no intentarlo?  Y si ya lo has hecho alguna vez, nunca es tarde para retomarlo, desarrollarlo y disfrutar de todos los beneficios que eso aporta.

15 FRASES FAMOSAS SOBRE LA ESPIRITUALIDAD

  • “El camino no está en el cielo; el camino está en el corazón”. -Buda
  • “Nunca podemos obtener paz en el mundo exterior hasta tener paz con nosotros mismos”. -Dalai Lama
  • “No es hasta que llegas a un entendimiento espiritual de quién eres, no religioso, sino profundo, que puedes comenzar a tomar el control”. -Oprah Winfrey
  • “Nada es, a menos que nuestro pensamiento lo haga así”. -William Shakespeare
  • “Es mejor en la oración, tener un corazón sin palabras, que palabras sin un corazón”. -Mahatma Gandhi
  • “La fuerza física nunca podrá soportar permanentemente el impacto de la fuerza espiritual”.  -Franklin D. Roosevelt
  • “Creo en Dios, pero no como una sola cosa, no como un anciano en el cielo. Creo que lo que la gente llama Dios es algo en todos nosotros. Creo que lo que dijeron Jesús, Mahoma, Buda y todos los demás, fue correcto. Es solo que las traducciones han salido mal”. -John Lennon
  • “Mi religión consiste en una humilde admiración del espíritu superior e ilimitado, que se revela en los pequeños detalles, que somos capaces de percibir con nuestra mente frágil y débil”. Albert Einstein
  • “Despertar no es cambiar quién eres, sino descartar quién no eres”. Deepak Chopra
  • “Lo mejor del mundo es saber cómo pertenecer a uno mismo”. Michel de Montaigne
  • “Quien mira hacia afuera, sueña. Quien mira hacia dentro, despierta”. Carl Jung
  • “La vida que no es examinada, no vale la pena vivirla”.Sócrates
  • “La música es el mediador entre la vida espiritual y la sensualidad”. Ludwig van Beethoven
  • “La mayor enfermedad en Occidente hoy en día no es la tuberculosis ni la lepra; es el sentirse no deseado, no amado, y no atendido. Podemos curar enfermedades físicas con medicamentos, pero la única cura para la soledad, la desesperación y la desesperanza es el amor”. -La Madre Teresa

Agrega un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Entradas recientes