EL KARMA Y SUS 12 LEYES – QUÉ ES Y CÓMO NOS AFECTA

E

Karma… ¿Nuestras acciones tienen consecuencias? ¿Es cierto eso que hemos escuchado de boca de algún amigo (o extraño), que de todo lo que hagamos (sea bueno o malo) recibiremos lo mismo?

Quizá para algunos la ley de “causa y efecto” de Newton sería la explicación de muchas cosas. Sin embargo, existe una ideología mucho más amplia y algo más compleja sobre el tema del “Karma”

QUÉ ES EL KARMA

La palabra “Karma” viene del Sánscrito, y significa “hacer” o “actuar”. 

Erradamente, mucha gente cree que el karma sólo es algo que le obsequia cosas buenas a quien hace cosas buenas, y castigos a quien no. 

Pero según la filosofía budista, el Karma es “el origen independiente de todas las formas y fases de la vida”, ya que el budismo enseña que todos somos parte de las cosas que nos rodean, pero que no tenemos ningún control sobre ellas. Sin embargo, sí lo tenemos sobre nosotros mismos y lo que está en nuestro interior. 

En otras palabras: no tenemos un control directo sobre nuestro destino, pero sí sobre las acciones que pueden afectar (de manera positiva o negativa) nuestro futuro. 

Si hay algo que debemos tener claro es que el karma no actúa de forma inmediata, sino que incluso pueden trascender varios ciclos de vida antes de que recibamos “lo que hemos cosechado”.

Por lo tanto, no debemos tratar de utilizar el karma como un sistema de recompensa instantánea, procurando hacer cosas buenas solamente con la intención de recibir lo mismo de vuelta. 

Idealmente, debemos ver el karma como un maestro que nos muestra mediante lecciones de vida cuándo hemos hecho mal, y qué debemos corregir para lograr nuestra superación personal

Las acciones y pensamientos positivos nos otorgan un “ciclo karmático positivo” y a la vez, los negativos tienen el efecto contrario. El objetivo detrás de las enseñanzas de la ley del Karma, es que todos practiquemos actos de bondad hacia el prójimo para lograr la paz en el mundo.

CÓMO EL KARMA AFECTA TU VIDA

Según las enseñanzas budistas, el Karma afecta nuestra vida en todos los sentidos ya que es el encargado de dar una dirección al destino. 

Cuando se cree en la reencarnación es mucho más fácil comprender los principios de la ley del Karma, ya que esa creencia dice que todo lo bueno y lo malo que nos ha sucedido en esta vida, puede ser resultado de nuestras acciones en vidas pasadas. 

Por ejemplo, si alguien creyente en la reencarnación padece de una enfermedad terminal, probablemente encontrará consuelo pensando que su mal se debe a sus malas acciones en vidas anteriores y se esforzaría en dar lo mejor de sí mismo en el tiempo que le quede, para equilibrar la balanza y tener una mejor experiencia en sus vidas futuras. 

Es más, aunque no creamos en la reencarnación, si todos escogiéramos vivir bajo ese principio seríamos mucho más tolerantes, honrados y generosos con nuestras acciones y, por lo tanto, el mundo sería muy diferente.

LAS LEYES DEL KARMA

En total, existen 12 Leyes del Karma, que también pueden ser vistas como lecciones que nos enseñan el camino correcto en la vida, y los cambios que debemos hacer para librarnos de las consecuencias del “mal karma”:

Ley número 1 – La Gran Ley

Básicamente esta es la ley que define el significado del Karma, y nos enseña que todo lo que ponemos en el universo (bueno o malo), nos será devuelto.

Ley número 2 – La Ley de la Creación

La segunda ley nos habla de que para hacer realidad la vida que queremos, debemos trabajar por ella ya que las cosas no suceden por sí solas.

Ley número 3 – La Ley de la Humildad

La ley de la humildad dice que debemos aceptar las cosas (especialmente aquellas que no nos gustan), antes de tomar acción para cambiar o mejorar algo.

Ley número 4 – La Ley del Crecimiento

Nos enseña que trabajando en nuestro autoconocimiento y superación personal, afectamos de manera directa y positiva nuestra vida.

Ley número 5 – La Ley de Responsabilidad

La ley de la responsabilidad nos hace ver que somos los únicos responsables por las cosas que han sucedido, y por las que sucederán a lo largo de toda nuestra vida.

Ley número 6 – La Ley de Conexión

La ley de la conexión nos asegura que nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro, están conectados en todo momento.

Ley número 7 – La Ley del Enfoque

Esta ley nos indica que debemos brindar nuestra atención a una sola cosa a la vez.

Ley número 8 – La Ley de Dar y de la Hospitalidad

La ley de dar y de la hospitalidad habla de que nuestros pensamientos y acciones deben estar alineados en todo momento y que debemos procurar mejorar ambos, siempre.

Ley número 9 – La Ley del Aquí y Ahora

Esta ley nos muestra que debemos vivir nuestro presente y dejar de estar pensando en el pasado, o imaginando nuestro futuro.

Ley número 10 – La Ley del Cambio

Con la ley del cambio entendemos que la historia va a repetirse a lo largo de nuestra vida, hasta que finalmente logremos aprender las lecciones que nos envía el Universo.

Ley número 11 – La Ley de la Paciencia y la Recompensa.

La ley de la paciencia y la recompensa nos indica que debemos ser perseverantes y luchar por lo que realmente queremos lograr. Así, cuando lo obtengamos después de tanto esfuerzo, lo valoraremos mucho más.

Ley número 12 – La Ley del Significado y la Inspiración.

Esta ley nos asegura que todas las recompensas que obtenemos, son el resultado directo del esfuerzo que hicimos para conseguirlas.

CÓMO MEJORAR TU KARMA

Podemos ya sea tomar acciones o modificar comportamientos para mejorar nuestro karma, y seguidamente te compartimos algunas ideas:

1. Elige de forma consciente:

Las elecciones que tomes en el presente no sólo se verán reflejadas en tu futuro, sino que tendrán gran impacto en la intensidad de tu karma actual.

Quienes creen en la reencarnación aseguran que, si hiciste algo en tus vidas anteriores que requiera un castigo en la actual, su magnitud podría disminuir si has hecho cosas para equilibrar tus acciones pasadas. 

Por lo tanto, es muy importante pensar bien las cosas antes de actuar y procurar hacer todo con bondad y de la mejor forma, sin perturbar o herir a nadie.

2. Arrepiéntete:

Si realmente te arrepientes, le envías una señal al universo de que has aprendido la lección. Resulta de mucha ayuda practicar la empatía para entender cómo se sienten los demás debido a tus acciones. 

Ahora bien, debemos recordar que a veces actuar con arrepentimiento únicamente, no es suficiente. Si hemos hecho algún mal lo ideal sería poder disculparnos con esa persona, lo que además de aliviar tu culpa, podría restaurar tu mal karma.

3. Aprende a perdonar:

Aprender a soltar la ira y el resentimiento y perdonar, es de las mejores cosas que puedes hacer en toda tu vida. No es sólo uno de los pasos más importantes para tu desarrollo personal y espiritual, sino que te ayudará a tener una existencia más tranquila.

Perdonar te libera del dolor y deshace los pensamientos negativos (como el de la venganza), porque mientras tengas sentimientos de odio y rencor, mantendrás una gran energía negativa a tu alrededor que no permitirá que te lleguen cosas buenas. En cambio, si destruyes esos pensamientos, crearás armonía en tu vida y podrás ser feliz.

5. Sé agradecido:

Así como en algunas circunstancias perdonar puede llegar a ser muy difícil, también hay quienes batallan con ser agradecidos.

Esto es especialmente complicado cuando damos algunas cosas por sentado sin percatarnos de lo mucho que tenemos por pequeño que sea (un techo, comida, abrigo, compañía, etc.) y que eso mismo, a muchísimos otros les hace falta. 

Debemos abrir nuestros ojos a todas las bondades del Universo para entender lo mucho que tenemos, y poder agradecer.

6. No emitas juicios:

Nunca terminamos de conocer a las personas, ya que por más cercano que seas a alguien, podría tener una batalla con la que libra diariamente y que quizá tu desconoces. Y si es así con alguien cercano, imagínate cómo es con quien apenas conoces, e incluso con un extraño.

Cuando lanzamos un juicio sobre otros, damos por sentado que la realidad que nuestra mente ha creado para ellos, es verdadera. Y aunque a veces quizá atinemos en algunas cosas, también debemos considerar los motivos por los que ese alguien actúa de esa forma.

Así como vemos lo malo de los demás, recordemos que nosotros tampoco somos perfectos y que otros podrían estar juzgándonos sin conocer nuestra historia.

Procura ver las cosas buenas de la gente en lugar de criticarlos, y verás cómo cambia tanto tu actitud hacia las personas, como tu perspectiva del mundo.

LAS LECCIONES DEL KARMA

El Karma lo que pretende es hacerte responsable de tu vida y que entiendas que todo lo que te sucede (ya sea bueno o malo), está directamente relacionado con tus acciones pasadas y que no se debe ni a una “jugada” del destino, ni a la “suerte”. 

Tienes miles de oportunidades para hacer las cosas bien (o mal), y todo lo que te ocurre es lo que te mereces (tanto la felicidad, como los malos ratos). Entiende que la única forma de cosechar felicidad, es mediante las buenas acciones y pensamientos. 

Es cierto que no puedes cambiar lo que has hecho en el pasado, o (si crees en la reencarnación) en vidas anteriores. Pero lo que hagas de ahora en adelante, sí que está bajo tu total y completo control.

Agrega un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Entradas recientes