MEDITACIÓN PARA PRINCIPIANTES

M

La práctica de la meditación se hace cada día más popular, y actualmente son muchísimas las personas alrededor del mundo de casi todas las culturas, religiones, credos y razas, que han adoptado el hábito de meditar.

Eso se debe probablemente a que muchos grupos de sanación, líderes espirituales e incluso médicos tradicionales, están promoviendo la práctica de la meditación para el tratamiento de distintas enfermedades (tanto físicas como mentales), así como para la mejoría del estado de ánimo y estilo de vida en general.

QUÉ ES LA MEDITACIÓN

Quienes aún no la han probado, probablemente relacionan la meditación con la costumbre de sentarse en algún rincón silencioso, las manos a ambos lados del cuerpo con las palmas arriba y piernas cruzadas. Sin embargo, es mucho más que eso. 

La meditación es una práctica que proviene de varios siglos atrás, cuyo proceso tiene como fin el entrenamiento de la mente y de los pensamientos, para aumentar la consciencia del ser humano. 

Debido a su gran cantidad de beneficios, la meditación puede ser utilizada para muchas cosas. Pero si no se lleva a cabo de la forma adecuada, esta práctica también podría llegar a ser perjudicial para nuestra salud mental.

BENEFICIOS DE LA MEDITACIÓN

Con el hábito de la meditación se pueden obtener muchos beneficios, y entre los más destacados tenemos:

1. Ayuda a controlar el dolor:

Varios estudios han demostrado que la meditación puede llegar a disminuir el dolor físico, incluso en pacientes con enfermedades terminales y dolor crónico.

Esto se debe a que la percepción del dolor se da en la mente y si logramos un mayor control sobre ella, podemos llegar a manipular la intensidad con que lo sentimos.

2. Reduce el estrés y la ansiedad:

Estamos en una época muy agitada y vivimos de igual manera. Por lo tanto, el índice de personas que sufren de estrés y ansiedad ha aumentado considerablemente y de forma constante en los últimos años.

Sin embargo, quienes practican la meditación aseguran que es una de las prácticas que más les ha ayudado con los síntomas y trastornos relacionados a este tipo de padecimientos.

3. Mejora tu autoestima:

La meditación puede ser utilizada para formar y mantener una autoestima alta, lo que a su vez podría evitar problemas de depresión. En parte, eso se da mediante la inclusión de pensamientos positivos durante la práctica de la meditación.

4. Aumenta tu concentración:

Durante la meditación debemos centrar nuestra atención en aquellos pensamientos que queremos desarrollar, y por eso su práctica regular nos ayuda a mejorar nuestra concentración y atención, beneficiándonos tanto en nuestra vida personal, como en la profesional.

5. Reduce la posibilidad de pérdida de la memoria:

Al mejorar tu concentración y atención, ayudas a la vez al desarrollo de tu memoria y agilidad mental en general.  Existen algunos estudios que sugieren la posibilidad de que la meditación retrasaría (e incluso podría evitar), la pérdida de memoria en pacientes con demencia senil.

6. Ayuda a combatir adicciones:

Además de que ayudaría a desarrollar la agilidad de la mente, la práctica de la meditación también puede fortalecerla, contribuyendo a que no caigamos en vicios o malas costumbres como resultado de la presión proveniente de otras personas.

También para aquellos que ya son adictos o que han creado una dependencia a cualquier tipo de sustancia, la meditación podría ayudarles a romper esos hábitos ya que contribuiría a que tengan mayor control sobre sus pensamientos y acciones.

7. Mejora tu autoconocimiento:

Si practicamos la meditación podríamos lograr conectar con nosotros mismos de una forma más profunda, lo que nos permitiría aumentar nuestro autoconocimiento, que es una parte fundamental en la búsqueda de la superación personal.

8. Mejora tu patrón de sueño:

Al menos en algún momento de nuestra vida, casi todos hemos tenido problemas para dormir, ya sea que no logremos conciliar el sueño por completo, que nuestro patrón de descanso haya cambiado o que (ya sea por estrés o cualquier otro motivo), no consigamos tener un sueño reparador a pesar de dormir ocho horas diarias, o quizás más. 

Si nos acostumbramos a practicar la meditación antes de acostarnos, ésta podría ayudarnos a relajar tanto nuestra mente como nuestro cuerpo, haciendo que nos durmamos más fácilmente y descansemos de una forma más completa. 

EFECTOS NEGATIVOS DE LA MEDITACIÓN

A pesar de los muchos beneficios a nivel emocional, mental y físico que podríamos obtener gracias a la práctica de la meditación, si no es ejecutado de la forma correcta dicho hábito podría llegar a ser perjudicial para nosotros.

Investigaciones sugieren que se han visto casos en los que la meditación ha tenido efectos negativos en la vida de algunas personas, siendo unos tan graves como ataques de pánico recurrentes, depresión, alucinaciones y pensamientos suicidas, entre otros.

Para algunos eso puede resultar muy extraño, ya que la meditación parece ser un hábito inofensivo, cuyo fin es básicamente la relajación mental. Y aunque es cierto que la mayoría de las personas solo experimentarían sus beneficios, antes de empezar a practicarlo sería bueno informarse acerca de lo que puede llegar a salir mal.

· Podría afectar tu salud mental:

La mayor parte de quienes inician con la práctica de la meditación, lo hacen con el propósito de aliviar algún problema de salud ya sea mental o emocional (estrés y ansiedad, entre otros), o simplemente para mejorar su estado de ánimo en general.

Pero cuando pasamos mucho tiempo en continua reflexión, podríamos llegar a revivir eventos traumáticos que nos afectarían de forma negativa (en algunos casos quizá lleguen a ser tan difíciles de manejar, que causarían desde ataques de pánico recurrentes hasta paranoia y/o resultar en depresión).

Adicionalmente, pasar largas horas en meditación podría hacernos más anuentes a nuestros defectos y/o errores pasados, que para algunos podrían ser difíciles de superar.

También se ha comentado de gente que luego de asistir a retiros de meditación (donde incluso habrían pasado varios días meditando sin contacto con alguna otra persona), sufrieron una desconexión parcial con el mundo real.

Para ellos, los delirios o alucinaciones pueden llegar a convertirse en cosas de su diario vivir, perdiendo de vista la división que existe entre la realidad y la fantasía.

·  Podría afectar tu salud física:

Así como la meditación te podría ayudar a controlar el dolor, si no la pones en práctica adecuadamente, esa molestia puede llegar a intensificarse en lugar de disminuir.

Para algunos, la meditación les habría provocado afectaciones físicas tales como dolores de cabeza, presión alta, mareos, debilidad, etc.

· Podría afectar tu desarrollo social:

Debido a las afectaciones psicológicas que podrían darse a causa de la meditación, las mismas también tendrían consecuencia directa en el desarrollo social de alguien.

Por ejemplo, en el caso de presentarse paranoia o depresión, su interacción con los demás se vería notablemente afectada lo mismo que su estado de ánimo y disposición para reunirse con otras personas, por repercusiones físicas tales como jaquecas frecuentes o alucinaciones.

Adicionalmente, si transcurre mucho tiempo sin contacto humano las habilidades sociales podrían atrofiarse, lo que haría mucho más difícil la reintegración de la persona a su grupo familiar, de amigos y/o compañeros de labores.

TÉCNICAS DE MEDITACIÓN

Antes de iniciar con la práctica de la meditación, hay que saber las distintas técnicas que existen para hacerlo: 

En general, la forma más fácil de comenzar es centrándose en la respiración, y el ejemplo de uno de los enfoques más comunes para la meditación es la concentración.

· Técnica de la concentración:

Para quienes inician en la práctica de la meditación, ésta es la técnica más fácil y como bien dice su nombre, consiste en concentrarse en algo específico.

Puedes elegir hacerlo en un objeto que esté a la vista, en un punto imaginario para ti, en un sonido específico, en tu respiración, en la repetición de algún mantra que te guste, o que te sirva de propósito.

Es clave mantenerse enfocado durante la meditación, pero también es la parte más difícil para alguien que está empezando y por tal razón elegir un punto de referencia te ayudaría mucho a la hora que tu mente empiece a divagar.

Cuando eso suceda, debes concentrarte nuevamente en el punto seleccionado y empezar desde cero. Con el paso del tiempo, todo se te hará mucho más fácil.

· Técnica de atención plena:

A diferencia de la técnica de la concentración, la meditación con la técnica de atención plena consiste en dejar que tu mente divague libremente, pero prestando atención a cada uno los pensamientos que surjan.

La idea es que puedas monitorear tu patrón de pensamientos, descubrir cuáles son los más recurrentes y reflexionar acerca de ellos, pero sin juzgarte a ti mismo.

Esta técnica es de especial ayuda en el desarrollo de nuestro autoconocimiento y se sugiere practicarla en un lugar muy cómodo y de absoluto silencio.

· Otras técnicas de meditación:

Además de las dos que mencionamos arriba, existen algunas otras técnicas alternativas para la meditación tales como el yoga, el tai chi, la meditación en movimiento (mientras se camina en un lugar despejado), etc.

GUÍA RÁPIDA DE MEDITACIÓN

En resumen, la meditación no es para nada un proceso complicado.  De hecho, es una práctica sencilla que todos podríamos ser capaces de hacer desde la comodidad de nuestro hogar.

Y si estás pensando adoptar este hábito, aquí te dejamos algunos pasos que pueden ayudarte a iniciar hoy mismo: 

1. Busca un lugar cómodo:

No necesitas un cojín especial para meditar, ni mucho menos un cuarto con incienso y un gong. Puedes meditar sentado en tu sofá o incluso acostado en tu cama si así lo deseas, ya que lo importante es que estés cómodo y alejado de posibles interrupciones.

2.  Cierra los ojos:

Es preferible que mantengas los ojos cerrados durante la meditación, para evitar que algo distraiga tu vista y, por consiguiente, tus pensamientos. Puedes utilizar algún tipo de venda para cubrirlos, si crees que eso te haría el proceso más fácil.

3.  Respira de forma natural:

Aún si piensas utilizar la técnica de la concentración, no fuerces la respiración, ya que no es necesario respirar profundo para meditar. Sólo sigue el patrón natural de tu respiración.

4.  Inicia con periodos cortos:

No se aprende a meditar en un día, ya que es un proceso gradual. Lo ideal es que inicies con sólo un par de minutos diarios y vayas aumentando conforme te sientas cómodo.

2 comentarios

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

  • Deberían tener una aplicación bien estructurada ???? me encanta la página pero si hacen la aplicación seré la primera en descargarla

  • Me encanta la pagina , pero en cuanto a la forma de meditación para evitar efectos secundarios indeseables y la forma descrita de meditar es ambigua.

Entradas recientes