LA LEYENDA DEL HILO ROJO

L

Dice una antigua leyenda japonesa que estamos atados a nuestra alma gemela por un hilo invisible, que sin importar lo que pase, no se puede romper. ¿Alguna vez has escuchado sobre La Leyenda del Hilo Rojo?

La Leyenda del Hilo Rojo del Destino (también llamada en China la Leyenda de la Cadena Roja del Destino), es una historia que se originó en Asia y que cuenta que todos los seres humanos tenemos un hilo invisible atado al tobillo (o al dedo meñique, según la versión japonesa), y que el otro extremo del hilo nos une a la persona que el universo nos tiene destinada.

Se dice también que, a pesar de todas las circunstancias o de la cantidad de tiempo que pase, ese hilo (aunque se enrede) jamás permitirá que se rompa el vínculo con esa persona especial.

LA LEYENDA JAPONESA DEL HILO ROJO DEL DESTINO

En muchas culturas, cuando dos personas deciden hacerse una promesa mutua, cruzan los dedos meñiques en señal de compromiso, ya que se dice que ese dedo está conectado directamente con nuestro corazón.  

Y la leyenda japonesa sobre el hilo rojo del destino, cuenta que ese hilo va amarrado justamente del dedo meñique de ambas almas, puesto que simboliza una extensión a través del tiempo y el espacio de nuestro corazón, que a su vez se conecta con el de nuestra alma gemela. 

Como ya dijimos, la leyenda asegura que las distintas circunstancias de la vida podrían hacer que ambas partes demoren en encontrarse, pero que siempre permanecerán unidos por ese hilo y eventualmente, encontrarán el camino que las llevará hacia su otra mitad.

LA LEYENDA CHINA DE “LA CADENA ROJA DEL DESTINO”

La Leyenda China de la Cadena Roja del Destino, es muy parecida a la japonesa y también se le conoce, entre otros nombres muy similares, como la Leyenda del Hilo Rojo del Matrimonio.

La historia cuenta que el dios Yuè Xià Lǎorén (que en esa cultura es el dios lunar encargado de las parejas y de los matrimonios), es el encargado de atar un cordón invisible alrededor de los tobillos de dos personas que están destinadas a estar juntas ya sea como amantes, o para ayudarse uno al otro de alguna forma.

LEYENDAS DE HILOS EN OTRAS CULTURAS O RELIGIONES

Durante milenios y en todas partes del mundo, las diferentes culturas han reflexionado acerca de quién o qué gobierna el destino de cada ser humano, y las leyendas asiáticas no son las únicas que hacen referencia a un hilo que nos conecta y que rige nuestro destino. 

Por ejemplo, en la mitología griega las diosas Moirai (Klotho, Lakhesis y Atropos) se encargaban de tejer el hilo de la vida y del destino para cada hombre, del cual nadie se podía escapar a menos que el mismo Zeus decidiera intervenir. 

En la Leyenda de Teseo y el Minotauro (también de Grecia), se hace referencia al hilo rojo tejido por Ariadna para que su amor (Teseo), pudiese encontrar la salida del laberinto una vez hubiese matado al minotauro. 

Otro ejemplo es el Hilo Rojo de Kabbalah. Los Kabbalistas creen que llevar un hilo rojo en la muñeca izquierda brinda protección contra las energías negativas de las miradas (ya sean conscientes o inconscientes), además de crear una conexión con la Tierra Santa de Jerusalén. 

Y es por causa de esas y otras creencias o leyendas, que se ha acuñado la expresión “perder el hilo” para referirnos a la desviación de un rumbo o de una idea inicial.

FILOSOFÍA HOLÍSTICA

Debido a la influencia de todas las historias sobre la vida y las relaciones, hoy existe una filosofía holística que argumenta que las limitaciones de nuestro cuerpo físico no afectan nuestra esencia, energía y espíritu, por lo que ellas podrían trascender (en tiempo y/o espacio), conectándonos con personas que nunca antes hemos visto cara a cara.  

Dicha filosofía holística también establece que cada vida sigue un mapa predeterminado, que contiene millones de hilos invisibles que están entrelazados en la estructura del universo. En otras palabras, que nada sucede simplemente por la suerte y que somos guiados por nuestro destino.

EL DESTINO Y LAS ALMAS GEMELAS

Como en todo, también hay quien piensa que el destino es un invento de la gente que no quiere tomar responsabilidad acerca de su vida. Por otra parte, a algunos les da miedo pensar que, si esto del “destino” es cierto, no tienen ningún control sobre lo que les pueda suceder en el futuro.

Lo cierto es, que para creer en el destino y en las almas gemelas, primero es necesario creer en el amor. Quien alguna vez haya experimentado la llegada de alguien especial que pareció salir de la nada en el momento indicado, muy probablemente estará más abierto a considerar que ambas ideas son ciertas. 

Para aquellas personas que creen que en el amor y en las relaciones monógamas, lo ideal es pensar en un alma gemela con la que están destinadas a estar para toda la vida. Por eso tanta gente invierte tiempo y recursos en busca de su pareja perfecta, que están seguros fue creada solamente para ellos. 

El destino muchas veces nos lleva por un camino lleno de problemas y dificultades, y encontrar a nuestra alma gemela no siempre será fácil. Aún si realmente estamos conectados con esa persona por un hilo rojo, también somos propensos a tropezarnos con la gente inadecuada, por lo que es muy importante conocernos.

Es esencial que te conozcas y entiendas qué es lo que realmente quieres para tu vida, logrando evitar tanto como puedas a personas tóxicas. Además, así te será mucho más fácil reconocer a la persona indicada cuando llegue. 

También puede suceder que encontremos esa alma gemela en un momento de nuestras vidas en el que no estamos listos para recibirla o reconocerla por lo que es, por lo que muchas veces resulta que tu otra mitad es alguien que ya conociste y tuviste en tu vida. pero que por una u otra razón dejaste ir. 

Si ese es el caso (y según lo que explica la Leyenda del Hilo Rojo) esa conexión nunca se rompe, y no acaba cuando una relación termina. Si realmente ya habías encontrado a tu alma gemela y la dejaste pasar, ambos pueden trabajar para encontrar el camino de regreso, porque el amor verdadero todo lo supera.

CÓMO ENCONTRAR A TU ALMA GEMELA

Además de practicar el autoconocimiento para lograr identificar a la persona correcta cuando aparezca en tu vida, hay algunas otras cosas que puedes hacer para acortar la espera de tu alma gemela. Y una de las principales es aprender a manifestar al universo qué es lo que estás buscando.

 La Ley de la Atracción permite que liberemos las energías correctas, para atraer aquello que realmente deseamos. Ahora bien, para lograr expresar de la forma correcta ese deseo de conexión con tu otra mitad, es importante enfocarse en las siguientes cualidades:

·      Aprende a identificar al amor verdadero

Podemos amar a muchas personas de diferentes formas a lo largo de la vida (no necesariamente tiene que tratarse de nuestra alma gemela), porque también sentimos amor por nuestra familia y amigos.

Pero aprender a diferenciar el cariño, la pasión o la lujuria del amor real, será una ventaja que te ayudará a evitar errores y a no perder el tiempo con la relación equivocada.

·      Sé empático

Practicar la empatía hará que conectes de forma más profunda con todos a tu alrededor. Eso, claro está, debe ser manejado en las proporciones correctas para evitar que te desgastes emocionalmente, o que las personas equivocadas se aprovechen de ti, manipulándote.

·      Ámate a ti mismo

No hay nada más real, que la afirmación que asegura que no podemos amar realmente a nadie, si no nos amamos primero. 

Amarte a ti mismo es estar en paz con quien eres, creer en tus habilidades y fortalezas, y entender que tus debilidades no te hacen menos merecedor de lo bueno. Si te la pasas de relación en relación quizá no te sientes cómodo contigo mismo, y por eso es importante que aprendas a quererte y valorarte, entendiendo además qué te gusta y qué no.

Tener una autoestima alta, te ayudará a entender lo que en realidad mereces y analizar cuáles son las cualidades que debe tener tu futuro compañero de vida.

Si esto es algo con lo que luchas, las afirmaciones positivas podrían ayudarte a entrenar tu subconsciente de forma que puedas cambiar tu forma de pensar, y así lograr ser más feliz.

·      Mantén una actitud positiva 

No hay nada más atractivo que una persona que siempre le sonríe a la vida.

Es cierto que en ocasiones las cosas pueden ser difíciles y simplemente nos sacan de onda, pero también es verdad que la mayoría de las veces perdemos el buen ánimo con mucha facilidad. Busca mantener una actitud positiva, tratando de ver esas pequeñeces como lo que son.

Busca el lado bueno de todo: si estás apurado y no encuentras un estacionamiento cercano, en lugar de ponerte a dar vueltas perdiendo más tiempo, simplemente aparca lejos y haz un poco de ejercicio. Con esa vida tan agitada y poco saludable que llevamos la mayoría de nosotros, seguramente tu cuerpo te lo agradecerá. 

Si te quedaste fuera de tu casa porque olvidaste las llaves y te toca llamar a un cerrajero, aprovecha ese tiempo para dar un paseo por el parque. La mayoría de las cosas tienen una solución simple y nuestro mal humor sólo lo complica todo. 

Quién sabe si uno de esos “infortunios” sea el que te lleve al lugar y momento indicados, donde finalmente conocerás a esa persona que tanto tiempo llevas buscando.

Agrega un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Entradas recientes