50 HÁBITOS SALUDABLES QUE PUEDEN CAMBIAR TU VIDA

5

Toda vez que se acerca el fin de año, la mayoría hacemos nuevos propósitos para el Año Nuevo.

Sin embargo, una gran cantidad de personas cumple con muy pocos o casi ninguno de esos objetivos, ya que suelen enfocarse únicamente en las metas. Por ejemplo, muchos quieren bajar de peso, pero no se concentran en los pasos que deben seguir para lograr su propósito, adoptando hábitos saludables para su salud física.

QUÉ SON LOS HÁBITOS SALUDABLES

Contrario a lo que casi todo el mundo piensa, practicar hábitos saludables no trata solamente de mantener una buena alimentación y hacer algunas horas de ejercicio físico a la semana. Los hábitos saludables abarcan cualquier clase de actividad o comportamiento constante, que nos brinde la posibilidad de transformar de manera positiva nuestra forma de vida. 

Existen hábitos saludables para cada uno de los aspectos del diario vivir, tanto para la parte personal, como para la laboral, social, de salud, etc. Una costumbre tan simple como hacer cada mañana una lista de tareas por cumplir, puede ayudarnos muchísimo a que seamos, por ejemplo, más productivos en el trabajo.

Si lo que estás buscando es una vida más plena y feliz, los hábitos saludables son una forma ideal para asegurarte de que cumplirás con cada una de las metas que te propongas. Pero recuerda que deben ir acordes al punto en que te encuentres hoy versus lo que deseas conseguir, pues lo que para algunos significa progreso, para otros podría convertirse en un atraso. 

Por eso hemos recopilado varias listas de aquellos hábitos saludables que podrían ayudarte con tu superación personal, y las dividimos en categorías para las distintas áreas de la vida.

HÁBITOS SALUDABLES PARA LA SALUD EMOCIONAL

Nuestra salud mental depende en gran parte de nuestro estado emocional y al mismo tiempo, este depende del tipo de hábitos saludables que tengamos. 

El estrés, la ansiedad y el enojo son emociones que afectan grandemente nuestra vida y desarrollo. Por suerte, existen muchas cosas que podemos hacer para mejorar nuestro estado de ánimo y procurar mantener siempre una actitud positiva

Algunos hábitos saludables que pueden ayudarte:

·  No tomes las cosas tan en serio:

Aprende a reírte de tus errores y procura levantarte de la cama con una sonrisa todos los días.

·  Agradece:

Da gracias por al menos cinco cosas diferentes cada día y te darás cuenta que tienes muchas por las que debes agradecer. 

·  Perdona:

Aprende a perdonar a quienes te hayan hecho daño y deja ir el rencor. No sabes lo beneficioso que puede resultar para todos los aspectos de tu vida.

·  Comunícate con los que amas:

Escríbele a las personas importantes en tu vida, pregúntales cómo se sienten y diles cómo te sientes tú. No postergues ese tipo de cosas. 

·  Medita:

Practica la meditación y aprende a calmar tu mente y reducir el estrés.

·  Evita el ruido:

Procura tener una hora al día de descanso del ruido, en un lugar aislado, sin música ni personas a tu alrededor. 

·  Ejercita tus pensamientos:

Lee o recita mantras y/o afirmaciones positivas todos los días, preferiblemente en las mañanas. 

·  Disfruta de la naturaleza:

Sal al menos cinco minutos cada día de tu casa o tu trabajo a contemplar los árboles, las aves, las flores, el sol o las estrellas. 

·  Haz una pausa con la tecnología:

Tómate un respiro de las redes sociales y del internet, al menos una vez a la semana.

·  Evita la gente negativa:

Aléjate de las personas tóxicas y rodéate de gente con buenas energías.

·  Regala alegría:

Hazle un cumplido al menos a una persona todos los días (eso también aplica para las parejas).

·  Haz las paces con la vida:

No te vayas a la cama enojado por nada ni con nadie. Procura resolver tus problemas o relajarte antes de dormir.

·  Sé responsable:

Asume la responsabilidad por cada cosa que haces.

·  Practica el autoconocimiento:

Descubre quién eres en realidad, para que puedas lograr tus objetivos.

·  Atiende tu mascota:

Pasa más tiempo con tu mascota. Ambos se verán beneficiados de la compañía mutua.

·  Lee:

Haz de la lectura un hábito, sobre todo de libros de autoayuda.

·  Hazte amigo de los audios:

Escucha podcasts motivacionales durante el desayuno, o camino al trabajo todos los días.

·  Cultiva tus amistades:

Reúnete con viejos amigos y revive los buenos recuerdos

·  Disfruta como lo haría un niño:

Ve a un parque de diversiones y disfruta de los juegos y golosinas. Eso no es solo cosa de niños.

·  Hazle un lugar a los buenos recuerdos:

Mira de vez en cuando fotos viejas, ríete de tus viejos gustos y recuerda todas las cosas bonitas que has vivido hasta ahora. 

·  Si te gusta escribir, hazlo:

Si no te sientes muy confiado, podrías empezar por escribir un diario personal o un cuento, por ejemplo.

·  Cuida tu salud mental:

Consulta a un profesional de la salud mental. Todos mantenemos algún tipo de trauma o problema emocional que necesita solución. Hablar con un experto nunca está de más. 

·  Manifiesta:

Practica la manifestación, por medio de los pensamientos positivos.

HÁBITOS SALUDABLES PARA UN MEJOR ESTILO DE VIDA

Si nos hemos quedado practicando el mismo estilo de vida durante mucho tiempo, romper con los patrones establecidos como propios puede llegar a ser muy difícil, especialmente si nos sentimos cómodos con esa rutina.

No caigas en la trampa pensando que todo está “bien”, ya que siempre existe la oportunidad para mejorar. Si lo que buscamos es nuestra superación personal, la comodidad debería ser nuestro peor enemigo.

Cambiar nuestra rutina y estilo de vida y desafiarnos a probar y aprender cosas nuevas es algo que todos debemos hacer, ya que no sólo es divertido y energizante, sino también enriquecedor (y eso es mucho más importante).

Aquí hay algunas ideas:

  • Toma un curso nuevo sobre algo que te interese (puede ser de cocina, fotografía, baile, etc.).
  • Visita con alguna frecuencia nuevos restaurantes, y prueba platillos distintos.
  • Trata de hablar con un extraño cada vez que puedas, aunque sólo sean los buenos días en la puerta del ascensor.
  • Mira una película nueva cada mes (principalmente de algún género que usualmente no verías).
  • Procura viajar cada vez que puedas, o por lo menos una vez al año.
  • Practica un nuevo deporte.
  • Si no sabes cocinar, puedes aprender y experimentar con nuevos platillos un par de veces al mes. 
  • Siempre que sea un gasto consciente y acorde con tu presupuesto, date un gusto de vez en cuando.
  • Trata de leer más.
  • Invita a un amigo a hacer algo diferente (por ejemplo, ir al teatro en lugar de al cine). 
  • Gasta menos en cosas innecesarias (o mejor aún, deja de gastar en eso).
  • Inscríbete como voluntario en organizaciones sin fines de lucro o en causas benéficas.

HÁBITOS SALUDABLES PARA CUIDAR TU SALUD FÍSICA

Es vital saber que cuidar el cuerpo es igual de importante que cuidar la mente, ya que la salud del primero está relacionada con la del segundo, y viceversa.  

Necesitamos implementar hábitos saludables que nos ayuden a mejorar y/o mantener nuestra salud física, pero, aunque comer bien y hacer ejercicio físico es imprescindible, no sólo se trata de eso. 

Te compartimos una lista de algunos hábitos saludables que pueden ayudarte a mejorar tu salud física:

1.  Hábitos saludables relacionados al ejercicio físico:

  • Camina por lo menos media hora diaria, 4 o 5 días a la semana. 
  • Si por tus ocupaciones pasas sentado muchas horas al día, procura caminar unos minutos en tus periodos de descanso.  
  • Elige siempre el camino “más difícil”. Toma las escaleras regulares en lugar de las eléctricas o del elevador.
  • Al caminar y al sentarte, mantén siempre una buena postura. Tu espalda te lo agradecerá enormemente.
  • Usa una buena silla y un escritorio adecuado para trabajar. Nuevamente, tu espalda te lo va a agradecer. 
  • Usa el contador de pasos de tu teléfono celular e intenta incrementar las distancias que caminas diariamente. Para hacerlo divertido, tómalo como un reto o juego. 
  • Baila al menos un par de minutos todos los días. No solo harás un poco de ejercicio, sino que además te relajarás y tu humor mejorará.
  • Los fines de semana intenta nuevas formas de ejercicio que te gusten, para que lo veas como diversión y no como trabajo. Puedes irte de excursión, hacer natación, surf, yoga, escalar, etc. Todo es válido y a lo mejor encuentras un nuevo pasatiempo. 
  • Si sufres algún tipo de problema físico, podrías incluir en tu rutina aquellos ejercicios que fortalezcan o desarrollen áreas específicas de tu cuerpo, y que te ayuden en tu recuperación (por supuesto, consulta primero con tu médico).

2.  Hábitos saludables para tener una mejor alimentación

  • Visita a un nutricionista para que te indique cuál es la dieta apropiada para ti, así como la cantidad de agua que deberías consumir diariamente de acuerdo a tu condición. 
  • Antes de ir al supermercado, intenta planear las comidas para que compres solamente los ingredientes que vas a necesitar. 
  • Lleva un diario de tus comidas para que sepas qué porcentaje de proteínas, carbohidratos, grasas, etc. estás consumiendo, y ver si tienes algún déficit. 
  • Lee buenos artículos sobre nutrición para que te enteres qué ingredientes son buenos y cuáles no tanto. Así podrás hacer una mejor elección a la hora de hacer las compras. 
  • Aprende a comer sólo la cantidad suficiente para que te sientas satisfecho (evitarás comer de más).
  • Trata de utilizar platos pequeños, para que no te sirvas en exceso.
  • No comas frente al televisor: concéntrate en tu comida para que puedas enviarle las señales a tu cuerpo que ya consumiste suficientes alimentos y quedaste satisfecho. 
  • No comas cuando estás aburrido o estresado, porque crearás un mal hábito que será difícil de romper. Recuerda que comer no es un pasatiempo ni algo que hacer cuando estés aburrido.
  • Si dispones de poco tiempo, te aconsejamos que prepares tus comidas de la semana con anticipación y las refrigeres en porciones. Así, cuando sientas hambre, podrás tenerlas a mano fácilmente y evitarás consumir comida chatarra y poco saludable. 
  • Aprende a diferenciar la sed, del hambre. Ambos son impulsos muy fáciles de confundir.
  • Cuando comas, tómate tu tiempo y hazlo despacio. Mastica cada bocado al menos cinco veces antes de tragarlo.

3.  Algunos otros hábitos saludables para cuidar tu salud física

  • Al menos una vez al año, hazte un chequeo médico general (podrías hacerlo alrededor de tu cumpleaños para recordar la fecha). De esta forma es más factible detectar cualquier problema con tiempo. 
  • No tomes medicamentos sin prescripción médica (no te auto-mediques).
  • No ignores ningún síntoma: si en realidad te sientes mal, acude al médico. 
  • Si eres propenso a alguna enfermedad o en tu familia existe alguna condición hereditaria, toma las medidas preventivas y hazte ver por un profesional para descartar cualquier problema (presente o futuro).
  • Evita caer en cualquier tipo de adicción o vicio, ya sea tabaco, alcohol, drogas, etc.
  • Duerme el tiempo necesario y de la forma adecuada, estableciendo un horario (sé constante).

Recuerda que el hombre es un animal de costumbres, y si convertimos las nuestras en hábitos saludables que nos ayuden tanto a prevenir situaciones indeseadas como a mejorar las existentes, seguramente todos saldremos ganando.

Agrega un comentario

Este sitio esta protegido por reCAPTCHA y laPolítica de privacidady losTérminos del servicio de Googlese aplican.

Entradas recientes